Las estructuras lineales como son las carreteras o vías de ferrocarril hacen que las comunicaciones entre los seres humanos mejoren, pero por el contrario, la comunicación entre especies se ve afectada. Estas redes ocasionan la fragmentación de hábitats naturales y en ocasiones trágicos accidentes debidos a que no hay un paso adecuado entre estos hábitats para la fauna.

Esta fragmentación de hábitats ocasiona un aislamiento de las especies provocando así la endogamia, y como consecuencia la pérdida de diversidad o incluso la desaparición de especies.

Para que los hábitats naturales se mantengan conectados y así evitar esta pérdida de biodiversidad se colocan los pasos de fauna. Como su propio nombre indica son pasos inferiores o superiores como puentes o túneles que atraviesan las vías y así se evitan accidentes.

¿Dónde se ubican los pasos de fauna?

Para saber dónde se tiene que ubicar un paso se realiza un estudio previo para obtener el índice de mortalidad de fauna. Cuanto mayor sea el índice, mayor probabilidad de construir el paso en esa zona. Es importante tener una idea muy aproximada de las especies que se encuentran en los alrededores, ya que de eso dependerá de las dimensiones del paso. El estar alejado  de las zonas de actividad humana es importante para unos buenos resultados.

En EIMA, te ofrecemos el Curso Online de Especialista en Estudios de Fauna, en él aprenderás a gestionar poblaciones faunísticas y realizar inventarios faunísticos, todo ello con casos prácticos actuales. Serás capaz de examinar los problemas que acechan a una especie y finalmente podrás proponer soluciones para una buena gestión del hábitat. Más información en info@eimaformacion.com