¿Qué es el compost?

Es una enmienda orgánica estabilizada e higienizada obtenido por descomposición aeróbica bajo condiciones controladas. Su aspecto tiene que asemejarse a las sustancias húmicas y debe estar libre de patógenos y malas hierbas.

La utilización del compost como enmienda orgánica es importante para el acondicionamiento del suelo, ya que la presencia de materia orgánica en el suelo en las proporciones adecuadas nos hará que el suelo adquiera una mayor fertilidad y evitaremos problemas de erosión y desertización.

La incorporación de materia orgánica a nuestro suelo aportará una mejora en la estabilidad estructural del suelo, aumenta la capacidad de retención hídrica, reduce la erosión y la evaporación así como la regulación del pH y la actividad microbiana.

La ventaja principal del compost es que es mucho más fácil de manejar que los estiércoles, almacenándose sin problemas de olores o de insectos, pudiéndose aplicar en cualquier época del año.  El compost convierte el nitrógeno presente en los estiércoles en una forma orgánica más estable lo que conlleva menores pérdidas de nitrógeno. El compost es un producto comerciable y muy potencial para aquellos agricultores que practican la agricultura ecológica, viveros, particulares con jardín o huerto.

Como desventajas que se le atribuyen; supone una cierta inversión inicial ya que es necesario una serie de equipos y mínimas instalaciones, una disponibilidad de terreno para poder almacenar los materiales de partida, el compost que se encuentra en la fase de maduración, productos ya finalizados etc. Un clima óptimo para el proceso del compost es importante ya que si nos encontramos en un lugar frío, el proceso se alargará ya que pueden aparecer problemas de encharcamiento y anaerobiosis.

vyd-compost